Este queso holandés debe su nombre a su región de origen, en la zona central de Holanda, y nació hace varios siglos, como producto de exportación para los diferentes países europeos que se comunicaban con esta región a través del puerto de Rotterdam. A pesar de ser reconocido su origen en la región de Gouda, por lo cual este queso cuenta con denominación de origen “Noord-Hollandse Gouda“, pero es producido en otras zonas geográficas del país. De hecho los mejores quesos o los que tienen mayor reputación entre los conocedores y catadores  son producidos en el norte del país de los tulipanes. La realidad es que el nombre Gouda es hoy en día un nombre genérico y no se limita únicamente a la variedad proveniente de Holanda.

El Gouda es un queso semi-duro con corteza dura seca, que se elabora en base a leche pasteurizada se recalienta hasta que los cuajos se separan del suero. Su corteza característica se genera al sumergir el queso en salmuera, luego de ser presionado dentro de moldes circulares que le darán su forma tradicional. Tiene una textura blanda, un color pajizo, olor más bien mantecoso y un sabor con un toque acaramelado. Es tradicional que la leche utilizada para la elaboración de este queso, por lo menos en su método artesanal, sea con vacas de raza Holstein o la popular vaca lechera. Hoy en día, estas vacas por sus características genéticas representan la gran mayoría de vacas lecheras en el mundo.

También es importante dentro de su proceso productivo el añejamiento del queso, que suele variar entre 1 y 6 meses, lo que dará un sabor y un olor diferente. También se encuentra variedad que se añejan por más de un año.

Es un queso ideal para acompañar con pan blanco o de centeno, y también para los amantes de los vinos, se recomienda un vino blanco como el Chardonnay o el Sauvignon. También es común en ensaladas o en sopas de queso o cebolla.

Origines del queso Gouda

Origines del queso Gouda

(Visited 77 times, 1 visits today)